Caracoles con “all i oli”.

Quién no ha oído hablar alguna vez de los tornillos con “all i oli” … aunque puede haberlo leído de muchas maneras, como: alioli, alioli, alioli. El nombre se ha castellanizado, pero os comento que el origen del nombre proviene del catalán, o del mallorquín “ay y aceite”.

Ajo y aceite significa “all i oli”, que son los ingredientes originales de la salsa alioli.

Hoy en día se pueden encontrar supuestas salsas de allioli que incluyen patata, mayonesa, huevo, leche … y buscando hacer una versión más suave, delicada y … insípida. Lo que se ha llegado a utilizar para recrear esta salsa exquisita, sin la cual los tornillos quedan huérfanos!

Es verdad que en otras zonas de España se la conoce con otros nombres como ajolio, alioli o alioli … pero en Mallorca se le llama así, “ai y aceite”.

Para hacer la salsa de alioli antiguamente se picaba el ajo pelado con sal en un mortero y se le iba añadiendo el aceite de oliva, poco a poco, a medida que se manejaba la guapa con un movimiento envolvente, evitando que se cortara, hasta obtener una pasta homogénea de color amarillo, con un delicioso aroma a aceite de oliva y un fuerte sabor a ajo. Hoy en día esta salsa preparada según la receta tradicional sólo la encontrarás en las casas particulares en que el o la cocinitas sea algo sibarita. Lo habitual en la gran mayoría de restaurantes es un sucedáneo, algo parecido a una mayonesa con ajo.