Desde 1890

La familia Noceras (Muro) lleva elaborando artesanalmente las Galletas Gori de Muro desde 1890, unas galletas con mucha historia reconocidas como las más tradicionales de Mallorca.

Antiguamente conocidas como el «pan de los marineros», este tipo de galleta fue siempre muy apreciada entre los navegantes durante las largas travesías por el Mediterráneo. Su durabilidad propiciaba incluso que compañías navales inglesas abastece de galletas marineras cuando hacían escala en Menorca, para contar así con provisiones frescas para una buena temporada.

“Nuestra filosofía es la de seguir respetando la forma tradicional de elaborar nuestros productos y hacerlo con los ingredientes naturales que aún se conservan en la isla”. 

Situación

Nuestro pequeño horno, en el que ya se elaboraban galletas marineras y otros productos locales como ensaimadas, empanadas o pan en 1890, está situado en el corazón del casco antiguo de Muro, en la zona norte de Mallorca, muy cerca del parque Natural de la Albufera.

La agricultura y la ganadería es pasado y presente en Muro y los pueblos de los alrededores, lugares donde han sabido conservar los sabores tradicionales y que todavía nos permiten disfrutar de unas excepcionales materias primas.